Cómo y donde invertir

como y donde invertir

Saber cómo y donde invertir va más que controlar los gastos o evitar deudas. Invertir dinero también es importante porque te permite aumentar tu patrimonio y alcanzar sueños a corto, mediano y largo plazo.

El contenido de estos artículos refleja mi propia experiencia y opiniones que de ninguna manera debe identificarse o asociarse con otros profesionales o entidades con las que colaboro.

El lector es totalmente responsable de sus decisiones de inversión. Antes de realizar cualquier tipo de inversión, analice los riesgos y, en caso de duda, consulte a un asesor de inversiones.

¿Cómo y donde invertir?

Por lo tanto, es necesario saber cómo y dónde invertir. Después de todo, hay muchas posibilidades disponibles en el mercado. Y debe considerar aquellos que tienen sentido, individualmente, para su realidad.

¿Cómo invertir dinero?

Dar los primeros pasos hacia una estrategia de inversión requiere preparación y adaptación a tus hábitos actuales. Esto incluso implica comprender por qué vale la pena invertir dinero. ¿Qué tal saber algunas razones?

Con la asignación de recursos, puede crear riqueza, hacer que el dinero trabaje para usted, estar más seguro y hacer que los sueños se hagan realidad. Por lo tanto, es necesario construir una cartera consistente con posibilidades de llegar a los resultados esperados.

¡Aquí van algunos consejos importantes para comenzar a asignar bien tu dinero!

Centrarse en la organización financiera

Primero, debes organizar tus finanzas para asegurarte de que puedes invertir en la búsqueda de los resultados deseados. Así que comienca por hacer un análisis exhaustivo de tu situación financiera y busca formas de mejorarla. Por ejemplo, al eliminar deudas.

También es importante saber cuánto ganas y cuánto gastas en promedio. Además de todo, es interesante crear un presupuesto que contemple las necesidades diarias, para garantizar la adecuada dirección de los recursos.

Cuanto más organizado estés, mejor será para aprovechar buenas inversiones. Es necesario tener dinero sobrante para hacer aportaciones de manera regular. Por lo tanto, es importante adaptar tu mentalidad y tu vida financiera.

Construya un plan financiero

Cuidar la organización es importante para generar hábitos positivos y también sirve de base para algo igualmente fundamental: la planificación financiera. Después de todo, invertir dinero requiere estrategia y preparación para poder aprovechar las mejores oportunidades.

Antes de invertir en activos, debes preocuparte por definir cuánto estás dispuesto a asignar y con qué frecuencia pretendes invertir el dinero. También es necesario buscar formas de reducir gastos, precisamente para dirigir los sobrantes al mercado de inversión.

Entonces, después del paso inicial de conocer sus finanzas, traza un plan. En él merece la pena incluir el control del gasto, ajustar el nivel de vida o incluso pensar en ingresos extra para tener mayor disponibilidad de dinero.

Tener un fondo de emergencia

Antes de empezar a invertir para aumentar el patrimonio, es fundamental contar con una especie de colchón de seguridad. Por lo tanto, nuestro siguiente consejo es construir una reserva de emergencia que corresponda a por lo menos 3-6 meses de tus gastos.

El monto sirve para garantizar que pueda mantenerse en caso de eventos imprevistos, como la pérdida de ingresos o la ocurrencia de una crisis financiera. Además, sirve para sufragar gastos extras, sin tener que liquidar la parte destinada a inversiones.

Es importante recordar que hay que recurrir a la reserva solo en caso de extrema necesidad, y siempre reemplazar la cantidad utilizada. Así, tendrás más tranquilidad para invertir sin descuidar tu presupuesto.

Conoce tu perfil inversor

Otro paso fundamental a la hora de decidir inversiones es elegir los activos que se consideren adecuados para tu caso. Para ello, no basta con considerar las características de la inversión. También hay que pensar en tu situación y una de las más importantes es el perfil inversor.

Se trata de tu tolerancia al riesgo, es decir, cuánto estás dispuesto a ceder en seguridad en busca de mejores resultados. El inversor conservador tiene poca tolerancia y prioriza la seguridad, mientras que el inversor moderado está dispuesto a correr un poco más de riesgo.

El perfil atrevido, por su parte, se caracteriza por tener una alta tolerancia a los riesgos, exponiéndose de forma planificada para maximizar las posibilidades de ganar. Saber en cuál encajas es fundamental para entender cuáles son buenos activos en los que invertir.

El objetivo es trazar un mapa de sus preferencias para que las elecciones que haga no lo hagan sentir incómodo con el riesgo, pero tampoco lo hagan perder oportunidades con las que sería tolerante.

Establece tus metas y plazos

Después de identificar tu perfil, es necesario establecer los principales objetivos financieros. Esta es otra forma de asegurar que la estrategia esté alineada para generar resultados consistentes con tus expectativas.

En este sentido, define tus objetivos: por ejemplo, si quieres aumentar el patrimonio, si quieres generar ingresos pasivos, etc. También es el momento de establecer el plazo de amortización de la inversión, que puede ser a corto, medio o largo plazo.

Lo ideal es dividir los objetivos según sus plazos para elegir las inversiones más adecuadas. La reserva de emergencia, por ejemplo, debe invertirse en activos con mayor seguridad y liquidez.

Así, la rentabilidad, no es el principal objetivo a la hora de invertir tu reserva. Para un objetivo diferente, como multiplicar el patrimonio, otras inversiones serán más adecuadas. Por ejemplo, los de largo plazo.

Considere hacer aportaciones recurrentes

Al pensar en la mejor manera de invertir dinero, es necesario entender que la continuidad es tan importante como los primeros pasos. Por lo tanto, no es tan ventajoso comenzar a invertir y no hacer de esa situación un hábito.

Desde tu planificación financiera, es interesante pensar en hacer aportaciones recurrentes. De esa manera, haces que tu patrimonio crezca de forma constante y generes más resultados a través del interés compuesto; este es uno de los mejores consejos sobre cómo y donde invertir.

Por lo tanto, el consejo es comprometerse con inversiones periódicas para que la estrategia realmente se consolide. Sin esto, tu plan no tendrá la solidez esperada y los resultados buenos estarán lejos, incluso eligiendo buenas inversiones.

Descubre las alternativas disponibles en el mercado

Con todo organizado y listo para empezar a invertir, es hora de saber dónde poner el dinero. Para ello, debes aumentar tu conocimiento del mercado y buscar conocer las alternativas a las que se puede acceder a través de tu perfil.

Entender cómo funcionan las mejores inversiones te permite trazar una estrategia para componer tu cartera. La información es fundamental, porque sin ella los riesgos de tener pérdidas o frustrarse con los resultados son mayores y no sabremos gestionar bien cómo y donde invertir.

Por cierto, es importante pensar en la diversificación de las inversiones, ya que ayuda a reducir los riesgos y aumentar el potencial de retorno. Por lo tanto, es necesario explorar las posibilidades para comprender lo que haces.

¿Dónde invertir dinero?

Ahora que hablamos de conocer alternativas de inversión, verás algunas de ellas en este contenido. Primero, es necesario saber que existen dos clases principales en el mercado: renta fija y renta variable.

En renta fija, es posible conocer las reglas de remuneración y tener una idea de cuánto recibirás en el rescate -o cómo será la rentabilidad-. En renta variable no existen garantías en cuanto a la remuneración, lo que aumenta los riesgos.

En cada uno de ellos, hay varias posibilidades y cada una responde a las necesidades individuales del inversor. Sabiendo esto, es hora de entender cómo funcionan algunas de las principales alternativas. Cómo y donde invertir

Tesoro Nacional

En renta fija, algunas de las principales inversiones son valores públicos del Tesoro Nacional. En este caso, te conviertes en acreedor del Gobierno, que te devuelve la cantidad invertida más una remuneración.

Mucha gente invierte en este bono para planes a corto plazo que necesitan liquidez, como reservas de emergencia. Tiene liquidez diaria, por lo que puedes canjearlo cuando quieras. Y también se encuentra entre las opciones más seguras del mercado.

Depósito Bancario a Plazo Fijo

El Depósito Bancario es otra inversión de renta fija, pero emitida por instituciones financieras. También puede tener los mismos modelos de remuneración que los bonos del Estado.

Además, pueden encontrar con diferentes vencimientos y también con liquidez variada. En cuanto a la seguridad, está protegido por el Fondo de Garantía de Crédito (FGC). La cobertura es de 100.000€ por cuenta y titular.

Hay que decir que las rentabilidades que ofrece este tipo de inversiones es muy bajo.

Obligaciones

Las obligaciones también son inversiones de renta fija, pero forman parte del capital privado. Como resultado, presentan un poco más de riesgo. Por otro lado, también pueden ofrecer mayores ganancias, si tu perfil contempla esta exposición.

Son títulos de deuda y la remuneración y otras características dependen de lo que ofrece cada empresa. Como no hay cobertura de FGC, es importante ser consciente de los riesgos, eligiendo bien las compañías.

Las empresas consolidadas pueden tener mejores historiales de pago, mientras que otras pueden ofrecer valores más altos para atraer inversores. Dependiendo del instrumento que escojas para acceder a las obligaciones la liquidez es baja, pero en lineas generales tienen liquidez diaria, es decir, puedes sacar el dinero cualquier día.

Acciones

Pasando a la renta variable, las Acciones se destacan como alternativas para quienes deseen invertir en empresas directamente. Son la parte más pequeña del capital social de una empresa que cotiza en bolsa y te permiten participar en los resultados del negocio.

Participación en los beneficios de las empresas

Las acciones se adquieren abriendo órdenes de compra en bolsa y, a partir de ahí, tienes la posibilidad de obtener una rentabilidad de dos formas. La primera es aumentando el precio de cotización del activo en la bolsa de valores. Con la venta, la diferencia será tu beneficio de la operación.

Obtención de dividendos

Otra modalidad involucra la obtención de dividendos. Todas las empresas que cotizan en bolsa están obligadas a distribuir parte de los beneficios y esto puede hacerse mediante la oferta de dividendos, intereses sobre el capital social (JCP), derechos de suscripción o incluso mediante bonificaciones con otras Acciones.

Para elegir en qué empresas invertir a largo plazo, es importante hacer un análisis fundamental. Ayuda a comprender la salud y las perspectivas de la empresa. Pero, además del largo plazo, también es posible especular con Acciones – en este caso, los riesgos son mayores.

NO te puedo recomendar invertir en títulos en concreto

Como asesor financiero NO te puedo recomendar invertir en acciones concretas, ya que podrías perder todo tu capital de la noche a la mañana, mi principal objetivo es que no pierdas poder adquisitivo y generar rentabilidades a largo plazo.

Si no tienes una cartera de acciones muy bien diversificada, y por ello me refiero a sectores, países, moneda etc… es una inversión muy arriesgada, no por las acciones en si, sino por la dificultad de divesificar de manera correcta. 

Fondos de inversión

Por último, otro ejemplo de dónde invertir tu dinero es el Fondo de Inversión. Son vehículos que se basan en la inversión colectiva. En este caso, varios inversores se reúnen y adquieren acciones, lo que les da derecho a compartir los resultados.

Los fondos pueden ser de renta fija o de renta variable. Además, existen diferentes tipos, estrategias y modalidades de gestión. Por lo tanto, la variedad de fondos para elegir es alta.

Es por ello que los fondos de inversión son la mejor manera para poder controlar el riesgo de nuestras inversiones, ya que tenemos acceso a centenares y miles de acciones con poco capital, permitiendo construir una cartera de calidad y con un riesgo controlado. 

Fondos de Inversión Inmobiliaria

Los Fondos de Inversión Inmobiliaria (FII), a su vez, destinan recursos en el mercado inmobiliario. Los Fondos Multimercado, por su parte, tienen una estrategia mixta, con mayor o menor riesgo, ya que no tienen por qué limitarse a un único mercado.

Los fondos son una alternativa para diversificar más fácilmente tu cartera, ya que al adquirir acciones de una misma, puedes exponerte a más de un activo. Además, existen tipos de fondos que cumplen con diferentes perfiles y tolerancias al riesgo, lo que favorece la elección.

Después de este contenido  tancompleto, podrás saber mejor cómo y dónde invertir dinero. Como hemos visto, esto implica planificación, comprensión de su perfil y objetivos, ¡y conocimiento sobre los productos del mercado financiero!

Puedes contactar conmigo para realizar un análisis exahustivo de tu situación y estructurar una cartera de inversión adaptada a tu perfil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola!!

Soy Alejandro, ¿en qué puedo ayudarte?