Efectos económicos conflicto Rusia y Ucrania en España

efectos económicos rusia ucrania en españa

La invasión de Ucrania por parte de las tropas rusas no solo representa un nuevo golpe a la economía europea, sino que también marca un antes y un después en el orden económico mundial. ELos efectos económicos en la economía española es difícil de cuantificar, debido a las incertidumbres existentes acerca de la magnitud del conflicto y su duración.

El contenido de estos artículos refleja mi propia experiencia y opiniones que de ninguna manera debe identificarse o asociarse con otros profesionales o entidades con las que colaboro.

El lector es totalmente responsable de sus decisiones de inversión. Antes de realizar cualquier tipo de inversión, analice los riesgos y, en caso de duda, consulte a un asesor de inversiones.

No obstante, las turbulencias generadas por la crisis han comenzado ya a manifestarse en forma de mayor inflación y menor crecimiento. En el mejor de los casos, con un conflicto bélico contenido en el tiempo y con un acuerdo entre las partes, el impacto sería transitorio, lo que significaría que la senda de recuperación perdería impulso, pero se mantendría.

Sin embargo, si se prolongase o extendiese a otros países, el conflicto provocaría un riesgo de estanflación, lo que exacerbaría el descontento social.

Impacto económico inmediato

Según diversos expertos, el impacto económico inmediato de la invasión rusa a Ucrania se hará sentir principalmente en tres ámbitos: la confianza empresarial y consumidora, el precio del petróleo y los flujos financieros globales. 

En primer lugar, la guerra supondrá un revés para la recuperación económica europea en general y para la española en particular. Las previsiones más optimistas admiten que se trataría de un impacto transitorio, puesto que si el conflicto se contiene en Ucrania y no se extiende a otros países vecinos como Moldavia –que además está dentro del espacio Schengen– , sus consecuencias serán menores. No obstante, otros economistas alertan del peligro de que el conflicto se convierta en un foco de inestabilidad para toda Europa Oriental –Ucrania tiene importantes vínculos comerciales con Polonia o Hungría– , lo que derivaría en más incertidumbre para los inversores y consumidores españoles. 

Asimismo, cabe esperar que el episodio acelere la correción del precio del petróleo, lo que repercutirá negativamente sobre los costes energéticos y reducirá el margen disponible para otras compras de familias y empresas. De hecho, algunos analistas no descartan incrementos en los precios del gas natural licuado (GNL), utilizado por España como combustible para generar electricidad.

En cuanto a los flujos financieros globales –las inversiones internacionales realizadas por países como China o Japón– , podrían verse desviados hacia activos más seguros ante el incremento del riesgo geopolítico. Esto supondría un problema adicional para España para atraer capital exterior e inyectar crédito.

Conclusión

En conclusión, la guerra entre Rusia y Ucrania ha tenido consecuencias económicas muy negativas para ambos países. Rusia ha sufrido una fuerte caída de sus ingresos petroleros y gasíferos, y también ha tenido que hacer frente a sanciones económicas internacionales. Esto ha llevado a una devaluación de su moneda, el rublo, y a una economía en recesión. En Ucrania, la guerra ha provocado daños significativos en infraestructuras y ha paralizado el comercio con Rusia, lo que ha afectado negativamente a su economía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola!!

Soy Alejandro, ¿en qué puedo ayudarte?